Tratamiento de impregnacion y de pintado de la madera en autoclave con sistema de doble vacìo

Impregnadoras para tratar al vacìo estructuras de ventanas, contraventanas, puertas y elementos sueltos

La gente ama y aprecia vivir y trabajar en ambientes decorados y revestidos con madera, aprecia su calor y la expresión única de belleza natural que no se puede comparar a ningún otro material de origen mineral o sintético. Estas cualidades están sin embargo penalizadas por un único factor: la duración.

Ya que la madera es atacada más o menos rápidamente por los agentes atmosféricos y biológicos como los hongos, los insectos y las bacterias, se ha preferido seleccionar y utilizar esencias leñosas "naturalmente" resistentes. La demanda continua de estas especies ha reducido considerablemente su disponibilidad y ha aumentado su precio. Por ello existe la posibilidad de utilizar maderas menos duraderas pero más económicas, aplicando sin embargo tratamientos eficaces para incrementar su resistencia natural.

Desde el principio del siglo pasado se fueron probando las primeras aplicaciones de productos que preservan en autoclave, con resultados muy alentadores. Hoy I.S.V.E. Srl, consciente de los resultados obtenidos con esta técnica, ha aplicado las tecnologías más recientes para el desarrollo de un autoclave de tratamiento que valorice la utilización de los más modernos preparados de la industria química para preservar la madera.

Preservar y tratar no quiere decir sin embargo perturbar las características naturales de la madera: la posibilidad de utilizar impregnantes al agua y la nebulización del producto en un autoclave cerrado herméticamente significan un total respecto del medio ambiente.
La preservación y el respeto del medio ambiente son los objetivos de los IMPREGNADORES AL VACÍO SERIE IMP-PG de I.S.V.E. Srl., usados para la impregnaciòn al vacìo de estructura de ventanas, contraventanas, puertas, asì como elementos sueltos, usando una amplia gama de productos impregnantes para la protección contra funguicidas e insectos, para tinte y pintura primera y última mano de pintura.

Las piezas a tratar se colocan en una estructura movible y se sitúan dentro del autoclave, el cual, tras ser cerrado herméticamente, realiza el proceso en una secuencia automática que consiste en:

  • una fase inicial de vacìo para quitar el aire de los vasos de la madera,
  • una fase sucesiva de introducción del producto impregnante que es pulverizado a través de inyectores debidamente situados dentro del autoclave para que la madera sea completamente tratada,
  • una fase final de re-situar a la presión atmosférica.

El proceso puede ser programado pare obtener una mayor o menor impregnación, de acuerdo a las cualidades requeridas. Generalmente se pueden realizar 2/3 ciclos a la hora. El producto impregnante que se debe inmovilizar es insignificante (60-70 l.).

El uso de impregnación al vacìo permite:

  • una verdadera penetración del producto impregnante en las piezas tratadas, especialmente en las zones cabeceras de la madera y dentro de los agujeros o cavidades donde es más necesaria la protecciòn.
  • un perfecto anclaje de los productos sobre la superficie de madera.
  • sin polución nociva
  • sin evaporación de los disolventes que componen el producto impregnante
  • razonable ahorro de producto impregnante y pinturas.