LAS CLASES DE RIESGO

Correlación entre el ambiente en el cual se encuentra la madera en obra y los ataques de los agentes biológicos destructores

Como se ha podido constatar en los párrafos anteriores, los agentes que provocan la degradación de la madera son múltiples.
Sin embargo, tanto para los hongos como para los insectos, el factor que limita el desarrollo es muy a menudo la humedad.

Existe pues una correlación muy importante entre el ambiente en el cual se encuentra la madera en obra y los ataques de los agentes biológicos destructores.

A título de ejemplo, es fácil intuir que la madera resguardada en un ambiente cerrado y seco sea más duradera que la misma en contacto con la tierra húmeda.

El CEN (Comité Europeo de Normalización) a través de la Norma Europea EN 335 partes 1, 2, y 3 ha localizado 5 clases de riesgo que se distinguen sobre la base de la humedad a la que está sometida la madera en las diversas condiciones de utilización.
Mientras mayor es el riesgo, tanto mayor es la necesidad de aumentar la resistencia natural de la madera con tratamientos de impregnación

Definición de las clases de riesgo

Clase de riesgo 1: situación en la que la madera o el producto a base de madera está resguardado, completamente protegido de los agentes atmosféricos y no expuesto a la humedad.

Clase de riesgo 2: situación en la que la madera o el producto de madera está resguardado y completamente protegido de los agentes atmosféricos, pero en los que una elevada humedad ambiente puede determinar humidificaciones ocasionales pero no persistentes.

Clase de riesgo 3: situación en la que la madera o el producto de madera no está resguardado y no se encuentra en contacto con la tierra. Este se encuentra continuamente expuesto a los agentes atmosféricos o, aún estando protegido de los mismos, está sujeto a una humidificación frecuente.

Clase de riesgo 4: situación en la que la madera o el producto de madera se encuentra en contacto con la tierra a con agua dulce y está, por ello, permanentemente expuesto a la humidificación

Clase de riesgo 5: situación en la que la madera o el producto de madera está permanentemente expuesto al agua salada.

En la siguiente tabla se destaca la distribución de los hongos, insectos e invertebrados marinos para cada clase de riesgo mientras que en la columna correspondiente al tipo de protección se destacan las áreas en las que está prevista la utilización de la instalación IMP-VP.

  • 623